viernes, 1 de agosto de 2008

II. ¿Cómo reacciona la familia de un canceroso?

Ayer me armé de valor y les conté a mi esposa e hijos que tengo cáncer. Las acciones de la Scott Paper de seguro van a subir, de la cantidad de Kleenex que usamos.

Mi esposa es una mujer ejemplar. Valiente, a pesar de esa suavidad de carácter por la que todo el mundo la quiere. Aunque derramó algunas lágrimas, se mantuvo ecuánime y nos infundió valor a todos. Está segura de que podemos vencer al cáncer, así en plural, entre todos. No podemos darnos por vencidos. Como a mi me gusta mucho el futbol, me dice que terminó el primer tiempo 0-1, pero aún tenemos otros 45 minutos para remontar el marcador. Y quiere que pongamos toda la carne en el asador. Yo ni siquiera sabía que Maureen conocía todos esos clichés de periodista deportivo. Después de las lágrimas iniciales, un poco de risa no nos vino mal. Con todo, yo la conozco mejor que nadie y se que el temor se la come por dentro. Cuando todo esto pase, cuando yo me recupere, entonces va a tener una crisis nerviosa. Pero mientras tanto será fuerte como una roca.

Mi hijo Fito está pasando por una etapa de retraimiento, que atribuyo a la adolescencia, y no habló en toda la noche. Apenas se sintió liberado de la obligación de estar con el resto de la familia, se refugió en su cuarto y se puso a tocar la guitarra. Luego estuvo un rato en la computadora chateando con sus amigos, y más tarde llamó por teléfono al más cercano de ellos, y estuvo conversando hasta después de que me fui a dormir.

Tati tiene 11 años, pero reaccionó con una madurez sorprendente. Quiere entender la enfermedad, saber cómo es el tratamiento, y conocer las probabilidades de éxito. Preguntó sin pelos en la lengua por las posibles consecuencias, quiso entender cómo llega la muerte, y después decidió que no hay que darle chance. Se convirtió en la aliada de su madre, y más que eso, en su Mini-me. Es realmente impresionante.

12 comentarios:

@@@E-R@@@ dijo...

Mucha Suerte en este proceso y Gracias a Dios porque siempre hay personas a nuestro alrededor que nos hacen seguir adelante!

delfin en libertad dijo...

Debe ser durísimo ese momento,creo que eres muy valiente.Mucha fuerza y fortaleza y los mejores deseos para que salgas bien de ésta situación.

H3dicho dijo...

Lo más importante es que tiene una familia que lo apoya.

Ud. se nota que tambien es una persona fuerte, y tiene a una roca que esta alapar suyo dandole apoyo..

Desde aca mis felicidades por ese gran logro que es su familia, y fuerzas para vencer a esa enfermedad.. y estoy seguro que lograran vencerla..

Capitán Melcocha dijo...

que familia!! pucha, en todo el contexto se supone que debería estar conmovido, pero al ver como reaccionaron tus familiares, no pudo más que venirse a cara una enorme sonrisa!!

Julia Ardón dijo...

Sabe qué?
Ud está haciendo lo mejor que puede hacer: contar lo que le pasa.
Eso es lo más sanador que existe.
Expresar emociones y sentimientos. No tener temor de observarse,sentir, vivir....esto que está haciendo es lo más valioso.


Recuerde también que la mejor medicina se llama alegría. Busque hacer todo lo que le haga más felíz. Aléjese de los "deberes", de hacer lo que cree los demás esperan de Ud. Haga lo que le dé la gana!!

Este es el momento.
Asuma esta experiencia como una enorme oportunidad de crecer. Va a ver qué positivo se torna todo.

Perdón por metiche, pero el tema me toca profundamente.

JGM dijo...

Que valiente por compartir esta experiencia, sin palabras.

Debe de estar muy orgulloso de tener la familia que tiene, pasar por una experiencia tan dura como esta, y sin el apoyo de la familia debe de ser peor que la misma enfermedad.

Genial las palabras de doña Julia, aproveche esta experiencia para crecer y hacer crecer a los demas.

Saludos y mucha suerte.

Mi pais inventado... dijo...

Su familia y su actitud es la mejor medicina ke usted tiene!!! Vea siempre el lado positivo de esta situacion...

Melissa Soro dijo...

Su familia es su mayor medicina!
=)

Tita dijo...

Hey de verdad, que fuerza,que familia, que temple, no sabe como lo admiro a usted y a su familia, y solo conociendo sus letras, eh ave maria, es que hay personas que de verdad la tienen clarisima, la vida es hermosa, para aquellos que quieren vivirla, y mas de uno que sienten que les estorba

Murasaki dijo...

El sentido del humor es muy importante en el proceso. Y también darse el chance de llorar y expresar abiertamente lo que se siente.

No va a ser fácil, pero cuando la familia está unida se sobrelleva la carga mejor.

Y tu hija hace muy bien en informarse, al menos a mí me sirvió mucho cuando mi mamá tuvo cáncer. Uno se siente más tranquilo porque "conoce al enemigo" y sabe cómo enfrentarlo

Mucho ánimo para todos, de verdad.

Anónimo dijo...

Espero que este bien.le deseo lo mejor para usted y su familia.Que Dios los bendiga

Anónimo dijo...

Muchas felicidadess!! su familia le ha ayudado todo lo que ha podido y le han ayudado a seguir adelante, eso es lo unico que importa, tener al lado a las personas que mas quiere que le importa. Tiene un valor impresionante y me parece perfecto que haya decidido expresar sus sentimientos, cada uno y ultimo segundo frente a la enfermedad y poder compartirlo con nosotros. Muchas gracias por mostrarme su historia y animo! siga adelante que la vida continua :)